Flores en tu hogar: la ilusión por decorar

0300

Nuestro hogar es un espacio esencial en el día a día y decorarlo a nuestro gusto nos permite sentirnos reconfortados.

Uno de los elementos decorativos que más bienestar nos aporta son las flores y las plantas. Estas nos mejoran el estado de ánimo, nos reducen el estrés y permiten sentirnos más en contacto con la naturaleza en medio del caos de las ciudades.

Pero muchas veces nos sucede que, aunque nos gusten e incluso tengamos en mente decorar con flores y plantas, no siempre conseguimos ubicarlas en nuestros hogares o combinarlas con nuestros estilos.

Por ello, en este post queremos dejaros unos fáciles consejos para crear ambientes naturales en las diferentes estancias de nuestra casa:

LA COCINA

La cocina es una de las estancias más versátiles en cuanto a ubicaciones para colocar nuestras flores: repisas, rincones de la encimera, cerca de la ventana para aprovechar la luz natural hasta en la mesa a modo de centro.

En nuestro caso, hemos apostado por flores silvestres en un jarrón en mitad del desayuno para que nos aporten la energía y el buen rollo que necesitamos empezar el día.

LA ZONA DE TRABAJO

Estudios recientes han revelado que las flores en las zonas de trabajo, sobre todo en estos tiempos en los que nuestro hogar también se ha convertido en oficina, influyen de manera positiva en nuestra concentración, productividad y creatividad.

Ya sea un pequeño escritorio en medio del salón o un gran despacho en una estancia diferente, hay una planta para ti. Nos hemos ido al caso de espacios reducidos, donde hay cavidad para una pequeña maceta de cactus en tonos claros o un pequeño centro de flores preservadas para hacer de tus horas de trabajo un tiempo más apacible.

EL BAÑO

El baño… ¡El gran olvidado de la decoración floral!. Solemos pensar que los baños son sitios pequeños en los que no hay hueco para plantas, pero… ¡Todo lo contrario!. Podemos encontrar pequeños rincones sin vida a los que darle un toque natural: los bordes de la bañera, las estanterías de las toallas o incluso plantas colgantes.

Palmeras y plantas aromáticas, acompañadas de unas velas nos dan el toque romántico que necesitamos para darnos un buen baño de burbujas y desconectar centrándonos en el ambiente acogedor.

EL DORMITORIO

Las plantas nos producen efectos relajantes en nuestro estado de ánimo, y qué mejor que tenerlas de fieles compañeras de habitación para que nos ayuden a conciliar el sueño.

En esta ocasión los colores van de la mano del estilo y colores de la habitación:

Para tonos claros, hemos escogido un jarrón clásico con margaritas silvestres y limonium, muy solicitados en primavera.

Estos tonos morados los hemos combinado en un bodegón con bandeja rústica de madera y velas aromáticas para crear el ambiente idóneo para tu momento más íntimo.

Siempre debemos tener en cuenta que dependiendo de la estación, la gama cromática de la habitación y coincidiendo con la estación del año, nos acompañará una decoración floral con tonos más vivos o pasteles.

Por ello, con la actual primavera que nos acompaña, hemos decidido combinar ranúnculos rojos en jarrón moderno para la mesilla de noche y la otra opción en tonos pasteles con eucalipto y peonias en ocre.

LAS ZONAS DE EXTERIOR

Y por último una de las estancias que más protagonismo ha cogido este último año: terrazas, balcones o zonas de exterior. Ese espacio que conecta el interior con el exterior y que nos permite salir a coger aire fresco y disfrutar tiempo con ellas.

Aquí las flores juegan un papel fundamental para añadir color, nosotros hemos decorado muestra mesa con un espectacular centro de mesa con girasoles, amapolas y mimosas.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario